La elección de un dominio no es una tarea fácil, pero todos nos enfrentamos a ella cuando iniciamos un proyecto web. Entre la multitud de opciones y variables existentes, es importante conocer y comprender desde un principio una serie de conceptos que nos van a ayudar a determinar qué dominio es el más adecuado para nosotros y porqué nos va a ayudar a posicionar nuestro proyecto.

Lo primero que debemos tener claro es qué queremos obtener con nuestro sitio web: ventas, marca personal, branding… porque esto va a determinar el nombre de nuestro proyecto. Me explico: si nuestro proyecto va a estar dedicado por ejemplo, a vender camisetas, no vamos a poderlo tratar igual que si por el contrario está dedicado a ofrecer información corporativa de una entidad. Si vendemos camisetas, nos va a interesar posicionar nuestro sitio web en relación a ese producto y pensando en cómo nos van a buscar nuestros usuarios potenciales en los principales buscadores. En cambio, si lo que busco es ofrecer información corporativa sobre mi empresa, es lógico pensar que quien nos busque, va a utilizar el nombre de nuestra empresa. De ahí que existan sitios web del tipo www.camisetas.com o bien www.miempresa.com.

Como vemos, hay diversas estrategias que podemos seguir. Las vamos a clasificar en:

– Elección del dominio de nuestro sitio web en relación a las palabras clave:

Si queremos posicionar nuestro sitio web entre los mejores resultados de los diferentes motores de búsqueda es muy interesante cuidar las palabras que pueda contener nuestro nombre de dominio. Siempre que sea posible, es muy interesante utilizar en él las palabras clave por las que queremos que nuestros posibles clientes nos encuentren a la hora de realizar sus búsquedas. Para ello, primero tendremos que realizar un estudio de palabras clave (por ejemplo, mediante Google Trends), para saber cuál sería la palabra clave de referencia por la cual nos queremos posicionar e integrarla en nuestro dominio.

Últimamente, el uso de dominios funcionales (aquellos que son exactamente la palabra clave por la cual nos queremos posicionar) ha sido una táctica muy utilizada debido al plus que ofrece de cara al posicionamiento. A pesar de que Google ha anunciado que este es un factor que va a ir bajando en su nuevo algorritmo en favor del contenido y las RRSS, todavía hoy es un factor de gran fuerza para posicionarnos.

No olvidemos que podemos utilizar también diferentes palabras clave mediante subdominios, que nos van a permitir crear páginas de aterrizaje que redirijan el tráfico hacia nuestro site sin tener que escoger un dominio excesivamente largo o complicado.

Es importante escoger bien nuestra palabra clave, y buscar aquella que permita hacernos un hueco en el mercado. Utilizar palabras clave demasiado competitivas puede dar como resultado que nuestra página se pierda entre la multitud de resultados obtenidos. Los que nos dedicamos a esto, siempre -o casi siempre- ponemos el mismo ejemplo. Si tenemos un hotel en Madrid y posicionamos nuestra página con la palabra clave “hotel madrid”, vamos a obtener más de 262 millones de resultados. Si afinamos la búsqueda y ofrecemos por ejemplo “hotel en madrid cerca de atocha” los resultados disminuyen a menos de 2 millones de resultados. Todavía es mucho, pero observamos que la búsqueda es mucho más afinada, por lo obtener visitas que se conviertan en ventas es más problable. Pero este es un tema que debería tratarse en otro post.

 – Elección del dominio de nuestro sitio web en relación a nuestra marca personal:

Esta opción es para aquellos que quieren compartir experiencias, especialmente con personas de su sector o bien para aquellas que quieren utilizar su web (o blog) como complemento a su curriculum vitae. Utilizar www.minombre.com favorece la creación de una identidad digital. Nuestro nombre es nuestra marca y es a nosotros mismos lo que queremos reforzar.

El principal problema que nos podemos encontrar es que nuestro nombre, como dominio, ya esté registrado.En este caso, tendremos que buscar una solución alternativa.

En este caso, siempre es mejor tratar de mantener la elección de un dominio que sea o .com, .o .net, o .org y evitar caracteres especiales como guiones o guiones bajos, que dificultan la comprensión del dominio.

  – Elección del dominio de nuestro sitio web en relación a nuestra marca comercial:

En este caso apostamos por el branding, utilizando no una palabra clave sino una marca en concreto sin introducir ninguna palabra clave de cara a los buscadores. Por ejemplo: marca.com, elmundo.es, seat.es.

Esta opción tiene mucho sentido cuando vayas a tener un solo punto, un único activo principal en la web donde consolidar todas tus publicaciones de contenido (puede ser un blog o una página web) y en este caso, con el paso del tiempo, lo que estarás logrando es hacer crecer este activo, dándole más visibilidad en Google.

Si bien es cierto que al principio el hecho de apostar por una marca no te va a ayudar al posicionamiento en Google (porque estamos hablando de marcas y no hay ninguna palabra clave en este tipo de nombre de dominio), yo creo que a mediano y largo plazo la inversión puede ser muy inteligente si la elección que has hecho de esta marca es buena, que no sea una marca demasiado compleja de recordar y que transmita, insisto, los valores del proyecto.

 – Mix de opciones (marca + palabra clave)

Otra opción es integrar en un mismo dominio nuestra marca y una palabra clave que pueda definir nuestro negocio. Así lo han hecho empresas como halconviajes.com, chollomania.es y viajesiberia.com.

Unos últimos consejillos y cositas que deberías saber antes de escoger y contratar tu dominio:

– Un dominio es algo que no suele cambiar, o al menos, no es algo que debería hacerse. Cuando elijas el nombre de tu dominio, no lo registres al momento. Tómate tu tiempo. Es mejor tomarse una semana para pensar si el nombre del dominio es correcto que escoger el nombre de dominio equivocado y tenerlo que cambiar una vez desarrollado el proyecto.

– Un dominio es, normalmente, tu marca.  Si tienes un dominio llamado Casitadecarton tu marca será Casitadecarton, no puedes tener un dominio que sea www.casitadecarton.com y luego que tu marca sea multi muebles.

– No compres un dominio que contenga acentos, la letra ñ o con guiones. Normalmente se suele decir que un dominio con la palabra clave separada por guiones suele posicionar mejor, sin embargo, no lo recomendamos ya que los usuarios raras veces se acuerdan de poner guiones. Por lo general, tampoco es recomendable utilizar números en los dominios, aunque en algunos casos funciona estupendamente.

Un dominio excesivamente largo, es mucho más difícil de recordar. Está muy bien utilizar palabras clave que describan la temática de nuestro sitio, pero mientras más largo sea, más difícil será para nuestros usuarios recordarlos y más probable es que se produzcan errores de escritura a la hora de buscarlo. Nuestra recomendación es que no exceda de las 15 letras. Como ya he comentado, no olvidemos que existen los subdominios, que nos van a ayudar a atraer visitas a nuestros sitio web utilizando las páginas de aterrizaje.

Busca un dominio fácil de pronunciar y fácil de recordar. Tened en cuenta que vamos a decir el nombre de nuestra página web en muchas ocasiones (también determinará nuestro correo electrónico), por lo que cuanto más sencillo sea de entenderlo, mucho mejor. No utilices letras “complicadas” de deletrear o de pronunciar (por ejemplo, hogaryexterior.es), ni utilices dominios con caracteres especiales sin registrar también su dominio alternativo sin el caracter especial (diseñodecamisetas.es y disenodecamisetas.es) y evita dominios que tengan dos letras repetidas de manera consecutiva ya que a la hora de deletrearlo o simplemente transcribirlo puede resultar confuso. Por ejemplo cosassencillas.es.

– Nunca compres dominios que tengan la marca de otra persona o entidad. Algunas empresas toman acciones legales para apoderarse de dominios de éxito que contengan su marca. En este tipo de enfrentamientos, es la empresa la que suele ganar. Ikea es un claro ejemplo de ello.

– Nunca pongas datos falsos en el Whois de un dominio, siempre pon los verdaderos y en caso de que no quieres que se muestren contrata un whois privado. En caso de que no introduzcas los datos de un dominio correctamente, cualquier persona puede denunciarte a la ICANN, que en caso de detectar datos falsos puede llegar a embargarte el dominio.

– Compra tu dominio en una empresa seria. Un dominio dominio no es un servicio que ofrece la empresa registradora, por lo tanto, no es un servicio que dependa de ellos. Es decir, tiene un precio fijo que no te pueden reducir. Por lo tanto, sospecha de todas las empresas que ofrezcan dominios gratis o demasiados baratos, muchas tienen clausulas ocultas. Si tienes dudas sobre este aspecto, no dudes en preguntarnos.

– Es aconsejable comprobar el historial de un dominio antes de realizar cualquier tipo de compra, ya que aunque es bastante improbable, es posible registrar un dominio que este penalizado por el buscador. Para asegurarnos de ello, podemos uutilizar una serie de herramientas gratuitas como son Whois history, Ahrefs, Majestic SEO o Archive.org.

Bien, esto es todo. No olvides que aunque pueda parecer complejo, no lo es. Simplemente, como todo, es cuestión de pensar las cosas y valorar qué es lo mejor para nuestro proyecto. Si necesitas ayuda, ¡no dudes en contactar con nosotros!

About the Author:

Fundadora ilusionada de Nicetalk, una asesoría en comunicación digital especializada en el sector cultural. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Sevilla y cursando estudios de Historia del Arte por la UNED, tengo una dilatada experiencia como responsable de comunicación y marketing tanto en empresas privadas como en organizaciones no gubernamentales, lo que me ha permitido conocer en profundidad el funcionamiento de los medios online y a establecer estrategias digitales útiles para cada uno de mis clientes.

Leave A Comment