Si la semana pasada insistía en la importancia de seguir las Directrices de diseño y de contenido web propuestas por Google, hoy le toca el turno a las Directrices técnicas con las que ayudarás a Google a buscar, a indexar y a clasificar tu sitio. Quizá son un poquito más complicadas que las anteriores, pero con un poco de paciencia, conseguirás que tu sitio web mejor y más visible de cara a los principales buscadores. Y sin más, vamos a por ellas:

Directrices técnicas

  • Para que Google pueda entender completamente el contenido de tu sitio, debes permitir que se rastreen todos los elementos de tu sitio como, por ejemplo, archivos CSS y de JavaScript. El sistema de índice de Google procesa las páginas web mediante el HTML de una página y sus elementos, como las imágenes, CSS y los archivos de JavaScript. Para ver los elementos de la página que el robot de Google no puede rastrear y para depurar las directivas del archivo robots.txt, utiliza las herramientas Explorar como Google y Probador de robots.txt de Search Console.
  • Permite que los robots de búsqueda rastreen tu sitio sin identificadores de sesión ni argumentos que efectúen un seguimiento de su ruta por el sitio. Estas técnicas son útiles para realizar un seguimiento del comportamiento individual de un usuario, pero el patrón de acceso de los robots es totalmente diferente. El uso de estas técnicas puede generar una indexación incompleta del sitio, ya que es posible que los robots no puedan eliminar las URL que tengan un aspecto distinto pero que en realidad dirijan a la misma página.
  • Asegúrate de que tu servidor web admita la cabecera HTTP “If-Modified-Since”. Esta función permite que tu servidor web avise a Google si el contenido de tu sitio ha cambiado desde la última vez que lo rastreamos. El uso de esta función te permitirá ahorrar ancho de banda y reducir gastos generales.
  • Utiliza el archivo robots.txt en tu servidor web. Este archivo indica a los rastreadores qué directorios se pueden rastrear. Asegúrate de mantenerlo actualizado para evitar un bloqueo accidental del robot rastreador de Google. Para obtener más información sobre cómo dar indicaciones a los robots que accedan a tu sitio, consulta la página http://code.google.com/web/controlcrawlindex/docs/faq.html. Para asegurarte de que estás utilizando correctamente el archivo robots.txt, puedes probarlo con la herramienta de análisis de robots.txt disponible en Google Search Console.
  • Haz lo posible para asegurarte de que los anuncios no afecten a las posiciones obtenidas a través de los motores de búsqueda. Por ejemplo, los archivos robots.txt no pueden rastrear los anuncios de AdSense de Google ni los enlaces de DoubleClick.
  • Si tu empresa adquiere un sistema de administración de contenido, asegúrate de que ese sistema cree páginas y enlaces que puedan rastrear los motores de búsqueda.
  • Utiliza robots.txt para evitar el rastreo de páginas de resultados de búsqueda u otras páginas generadas automáticamente que carecen de valor para los usuarios procedentes de motores de búsqueda.
  • Prueba tu sitio para asegurarte de que se muestra correctamente en distintos navegadores.
  • Controla el rendimiento de tu sitio y optimiza los tiempos de carga. El objetivo de Google es ofrecer a los usuarios los resultados más relevantes y un buen servicio. Los sitios rápidos aumentan la satisfacción del usuario y mejoran la calidad general de la Web (especialmente para los usuarios que disponen de conexiones a Internet lentas); así que esperamos que a medida que los webmasters mejoren sus sitios, mejore también la velocidad general de la Web.
  • Google recomienda a todos los webmasters que controlen regularmente el rendimiento del sitio mediante Page Speed, YSlow, WebPagetest u otras herramientas.

Cuando tu sitio esté listo, no te olvides de;

  • enviarlo a Google a través de la página http://www.google.com/submityourcontent/.
  • enviar un sitemap con Google Search Console. Google lo utilizará para conocer la estructura de tu sitio web y para incrementar la cobertura que conceden a tus páginas.
  • asegurarte de que todos los sitios que deban conocer tus páginas estén informados de la existencia de tu sitio en la Web.

Quizá estas directrices te suenen un poco raras, pero ya sabes que si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros.

Fuente: Google. Foto: gizmodo.com

By | 2017-07-04T08:47:50+00:00 Octubre 2nd, 2015|Creación web, Diseño web, Marketing online, qué hacemos, SEO|0 Comments

About the Author:

Fundadora ilusionada de Nicetalk, una asesoría en comunicación digital especializada en el sector cultural. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Sevilla y cursando estudios de Historia del Arte por la UNED, tengo una dilatada experiencia como responsable de comunicación y marketing tanto en empresas privadas como en organizaciones no gubernamentales, lo que me ha permitido conocer en profundidad el funcionamiento de los medios online y a establecer estrategias digitales útiles para cada uno de mis clientes.

Leave A Comment